Finalmente, un delantero para el Arsenal

Agosto 2016.

Simplificando al máximo y dejando a un lado fama, títulos y reconocimientos personales, se podrían cuantificar como dos los sueños que se instalan como denominador común en la mente de todos los chavales que comienzan a disfrutar de la pasión del balón, a la par que empiezan a descubrir el agridulce sabor de la adolescencia: uno, poder vestir y defender los colores del club de tus amores, el de tu ciudad, el que consigue aumentar tu ritmo cardiaco domingo tras domingo. El otro, llamar la atención de los clubes más poderosos del planeta y poder medir tus propios límites al máximo nivel, ante los rivales más complicados.

En el caso de Lucas Pérez, el primero de ellos se cumplió con creces, acompañado además de una complicada historia con final feliz, en la que tuvo que recorrer miles de kilómetros por el viejo continente como jornalero del balompié en busca de ese ansiado pasaporte que le permitiera regresar a casa, enfundarse la blanquiazul y colmar de goles y felicidad las tardes de domingo en Riazor. Para alcanzar el segundo de sus anhelos juveniles, el Arsenal recién le abre las puertas y le brinda la oportunidad de demostrar su talento en uno de los mayores focos futbolísticos del panorama mundial. Sin embargo, dos incógnitas surgen en torno a la llegada de Lucas Pérez a Londres.

FUTBOLÍSTICAMENTE, ¿ENCAJA EN EL ARSENAL DE WENGER?

La respuesta es sí. El técnico alsaciano ha apostado por él debido al carácter asociativo de su fútbol. Lucas, cuya polivalencia es un valor añadido, ha sido durante su carrera mediapunta, extremo por ambas bandas y, desde el año pasado, delantero centro. Si bien no es una referencia, ni puede ejercer de poste como Giroud –con el que alternará la titularidad en la punta de ataque, aunque no sea descabellado pensar en ambos en el mismo once con Lucas en línea de tres cuartos-, sí que es capaz de jugar de espaldas y combinar, característica que se adecúa más al talento del que dispone el Arsenal en la segunda línea de ataque. Özil, Alexis, Cazorla y hasta Ramsey serán felices tirando apoyos y paredes con Lucas, a la vez que los extremos pueden variar por momentos su posición con él, debido a su facilidad para caer a banda y entrar desde la segunda línea para causar daño con veloces desmarques de ruptura.

Arsène Wenger: “Estoy feliz porque creo que Lucas tiene las cualidades necesarias para integrarse bien en nuestro equipo. No es solo un goleador, es un chico que combina bien con los compañeros, puede dar un último pase y tirar buenos desmarques. Es rápido, bueno técnicamente y también un buen finalizador. Lo tiene todo para triunfar aquí”.

Además, otro atributo reseñable de Lucas es la calidad que tiene en la bota izquierda. La temporada pasada ciertamente demostró que también puede definir con la derecha, pero lo que puede hacer con su pierna buena es bastante destacable. Desde lanzar tiros de esquina o centros desde ambas bandas, a definir con sutileza de cerca o con mucha potencia desde fuera del área. Lucas es un abanico de recursos que se sustenta en el talento que atesora en esa pierna izquierda.

¿TIENE LUCAS PÉREZ EL NIVEL QUE NECESITA EL ARSENAL?

 Es en este aspecto donde surgen más dudas. 17 goles y 10 asistencias en el campeonato español, dentro de un Deportivo de La Coruña en el que no contaba con mucha compañía de nivel parecen una buena carta de presentación para cualquier futbolista. Sin embargo, Lucas se antoja insuficiente para lo que los objetivos del Arsenal requiere: ganar la Premier y llegar lejos en Champions League. La prolongada y desesperante sequía de títulos –FA Cup a parte- que empieza a impacientar a la grada del Emirates Stadium apunta prácticamente de forma directa y unánime a la ausencia de un “9” de primer nivel, de esos que aparecen en el momento exacto y en el lugar oportuno para marcar la diferencia entre los buenos y los campeones.

Por esto, y tras los fichajes fallidos de Benzema la campaña anterior y Lacazette y Vardy este verano, la llegada de Lucas Pérez para ejercer ese rol genera bastante incertidumbre, ya que nunca a lo largo de su carrera alcanzó los 20 goles en una temporada. Apenas cuenta con bagaje en competiciones europeas, ni en partidos de la máxima exigencia como a los que se tendrá que enfrentar semana tras semana defendiendo la casaca gunner bajo la presión de su millonario fichaje y de ser el elegido para resolver un problema del que muchos dudan que él sea el más idóneo para conseguirlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s