Correa, el Ángel del Atlético de Madrid

Octubre 2016.

Imaginen la situación: con la mayoría de edad recién cumplida, eres el máximo talento balompédico del país que vive con mayor pasión y devoción el fútbol en todo el planeta y, además, estás a punto de fichar por uno de los clubes punteros del continente europeo. Y justo cuando te encuentras en la cima, la montaña rusa de la vida te devuelve a lo más bajo de sopetón. Sin previo aviso, tu corazón deja de funcionar correctamente poniendo en grave peligro todos esos sueños que ya acariciabas con la yema de los dedos. Lo que para cualquiera de los mortales hubiera sido el fin, para Ángel Correa no supuso sino un obstáculo más (la muerte de su padre y su hermano marcaron su juventud), una nueva piedra en un camino ya de por sí demasiado sinuoso que, lejos de hundirle, le sirvió para seguir forjando una personalidad arrolladora.

Personalidad que el rosarino traslada al césped y que se constata como una de sus mayores virtudes cuando el esférico echa a rodar. A pesar de su corta edad, Correa jamás se esconde, disfruta siendo protagonista, estando en permanente contacto con el balón. Y cuando esto ocurre, la magia se viste de rojo y blanco. Eléctrico en cada acción, la velocidad a la que es capaz de trasladar la pelota pegada a su bota se encuentra al alcance de muy pocos, amén de una descomunal habilidad para sortear rivales en espacios minúsculos gracias a su facilidad para el recorte en seco y el regate imposible dignos de un artista del balón.

“Correa es al fútbol lo que Pollock a la pintura: pasión, rabia y talento en cantidades industriales”

Todo esto unido a la pasión y la intensidad con la que desempeña su fútbol, como si cada segundo en el terreno de juego fuera el último de su vida, le han convertido en el hombre ideal al que Simeone recurre cuando el Atlético se atasca a la hora de generar peligro en la zona de tres cuartos del campo rival. Para el “Cholo”, nadie mejor que Correa para agitar y avivar los partidos espesos y de ritmo cansino con ese característico recibir de espaldas, giro vertiginoso y ataque frontal tan difícil de defender y que tanto recuerda en el Vicente Calderón a los primeros años de Agüero. Y el ex de San Lorenzo también parece encontrarse cómodo, por el momento, con ese rol. Las estadísticas no mienten, de los 10 tantos que el argentino ha logrado como rojiblanco, 8 los consiguió desde el banquillo y algunos resultaron tan determinantes como los que mostraron el camino de la victoria ante Eibar y Málaga la pasada campaña o el empate en el Camp Nou hace apenas unos días.

No obstante, Correa no se conforma y su genial arranque de campaña es su mejor aval para opositar a una titularidad a la que por el momento no suele acceder con regularidad. Sin embargo, todavía son muchos los aspectos en los que el atacante argentino debe mejorar. A pesar de que la mano de Simeone ya se puede apreciar con respecto al diamante en bruto que se encontró, Correa es aún un futbolista con muchas carencias. En el aspecto defensivo, tácticamente le cuesta bastante ajustarse a las estrictas exigencias de su equipo, además de sufrir físicamente para aguantar el ritmo del resto de sus compañeros, déficit que en ocasiones trata de suplir con un exceso de ímpetu y temperamento que a menudo le cuesta amarillas innecesarias. En cuanto a la fase ofensiva, en la lista de apartados a mejorar Correa debe acrecentar bastante en aspectos tan básicos como el pase, el centro y el disparo, en los que el margen se antoja bastante amplio, además de lograr una mayor regularidad en su juego y no fiarlo todo a esos espectaculares ramalazos de talento que vienen y van.

A pesar de lo anterior, la confianza en su evolución en la entidad colchonera es total, prueba de ello es que el club no ha considerado necesaria la contratación de futbolistas de su perfil a pesar de la sanción FIFA, habiendo optado además por mantenerlo en la plantilla en detrimento de un Vietto que, a priori, se trataba de un futbolista mucho más hecho y adaptado al fútbol español. Ahora, todo depende de un Correa que tiene talento de sobra para convertirse en uno de los cracks de la próxima década. Retos más complicados ha superado ya, y ahora llega la cima de la montaña rusa de nuevo para él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s