Bosnia, un novato muy peligroso

el

ESPECIAL MUNDIAL 2014

A la tercera va la vencida. Después de quedarse a las puertas del Mundial de 2010 y la Eurocopa de 2012 tras caer en sendas eliminatorias de repesca ante Portugal, la joven República de Bosnia-Herzegovina tendrá el honor de acudir, de una vez por todas, a la fase final de un gran torneo internacional.

El combinado dirigido por la leyenda del fútbol yugoslavo Safet Sušić se presenta en la cita mundialista después de haber acabado como primera del grupo G en la fase de clasificación de la zona europea, superando a selecciones más experimentadas como Grecia o Eslovaquia. Hasta la última jornada tuvieron que luchar en un duelo encarnizado contra el conjunto heleno, que finalmente se decantó para los bosnios gracias a la diferencia de goles particular entre ambas y a la victoria cosechada ante Lituania en Kaunas. El tanto logrado por Vedad Ibišević aquel 15 de octubre de 2013 ha pasado ya a la categoría de hito histórico para el país balcánico.

Pese a acudir a la Copa del Mundo como la única debutante del torneo, Bosnia tiene como objetivo, según palabras de su seleccionador, alcanzar los octavos de final. Y en realidad, pese a la falta de experiencia, las probabilidades de que lo consiga son bastante altas. Encuadrada en un grupo F en el que Argentina es la gran favorita e Irán parece el equipo más débil, Nigeria será el gran rival en el camino hacia la siguiente fase. Ambas selecciones se enfrentarán en la segunda jornada y a buen seguro, el resultado de este partido marcará el devenir de ambas para el resto del campeonato. En cualquier caso, no sería ninguna sorpresa ver a la ex república yugoslava dar algún susto a las “grandes”.

Si nos atenemos a lo visto durante la fase preliminar, durante el Mundial veremos a una Bosnia con un estilo de juego netamente ofensivo. Partiendo de un 4-4-2 clásico, en el que Begović, Spahić, Pjanić y Dzêko forman la columna vertebral, la apuesta de Sušić por un fútbol alegre y vistoso responde al hecho de contar de medio campo hacia arriba con jugadores muy bien dotados en el aspecto técnico.

La parcela defensiva es a priori la línea más floja del equipo, aunque durante la fase de clasificación tan solo concedieron a sus rivales 6 goles en 10 partidos. La gran virtud  de la zaga bosnia es el dominio del juego aéreo combinado con la veteranía de sus integrantes, liderados por el ex sevillista Emir Spahić. Sin embargo la lentitud de sus hombres puede suponer un problema ante delanteras veloces y con gran movilidad.

En el centro del campo, la figura de Pjanić destaca como el futbolista más determinante en la zona ancha del terreno de juego. La temporada del jugador romanista ha sido sobresaliente y en la selección esperan mucho de él partiendo desde el costado derecho, pero con total libertad para alejarse de la banda y moverse por posiciones más interiores. Además, la precisión de su golpeo en el juego a balón parado es una de las armas más peligrosas de su equipo. En la media destaca también la presencia de un Misimović que pese a haber perdido condiciones físicas, sigue contando con un toque de balón de una calidad exquisita, además de ser el jugador bosnio que más internacionalidades acumula en la historia de su país y uno de los líderes del vestuario. Ambos serán los encargados de generar el fútbol de un conjunto que gusta de tener el balón y dominar el juego.

La punta de ataque será para la dupla formada por Dzêko e Ibišević. Entre ambos consiguieron anotar 18 de los 30 goles marcados durante las clasificatorias y son una de las parejas de atacantes más peligrosas del Mundial. El futbolista del Manchester City es la estrella absoluta de este equipo y llega al campeonato en un estado de forma espectacular. Con un físico portentoso, el juego aéreo y el remate a un toque son sus principales virtudes. Máximo goleador histórico de su selección, es también uno de los principales candidatos para luchar por el pichichi del torneo.

Quizá, el mayor handicap de este equipo es la poca amplitud de plantilla con la que contará en Brasil 2014. Con un once tipo muy potente, los recambios no están al nivel necesario para competir al máximo nivel. Gran parte de las aspiraciones de los balcánicos pasarán por no sufrir percances con las lesiones y las sanciones. Si mantienen su equipo ideal intacto, pueden dar la campanada y llegar lejos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s