Ronaldo, un récord que debe perdurar

el

Dortmund, Alemania. Los 65000 espectadores que presencian el Brasil-Ghana de octavos de final de la Copa del Mundo en las gradas del Westfalenstadion aún no lo saben, pero ese 27 de junio de 2006 serán testigos de un hecho histórico.

Minuto 5 de partido, Kaká recibe el balón en su propio campo. El brasileño conduce el esférico durante 15 metros y allí a lo lejos vislumbra el desmarque de un compañero. Un pase maravilloso atraviesa un bosque de piernas africanas y, de repente, los relojes se paran, el planeta deja de girar. Ni nada ni nadie quiere perderse lo que está a punto de suceder. La pelota le acaba de llegar a Ronaldo Luís Nazário de Lima.

Tan solo seis segundos después, la competición habrá registrado un nuevo récord absoluto. Una bicicleta a la velocidad de la luz le sirve para sentar al cancerbero ghanés y, a puerta vacía, consigue anotar el primer gol del encuentro.  O Fenomeno ha marcado su gol número 15 en un Mundial y, como cuenta el comentarista del vídeo, “Ronaldo is now the World Cup greatest goalscorer of all time”.

Con esta diana, que a posteriori sería la última con la canarinha, el astro brasileño rompía un registro con más de 30 años de vigencia: los 14 goles del legendario Torpedo Müller. Todo hacía presagiar que tendrían que pasar décadas para que algún futbolista volviera a acercarse a estas cifras goleadoras, si es que alguna vez alguien era capaz de ello.

Sin embargo, este próximo verano, durante la disputa del Campeonato del Mundo, un jugador podría arrebatarle semejante honor al protagonista de este artículo. Miroslav Klose acudirá a la cita (si Joachim Löw le convoca, algo que no se antoja muy complicado) a solo un gol de empatar la cifra del ex jugador del F.C. Barcelona y Real Madrid, y a dos de superarle como máximo goleador de la historia de la competición.

Admiro profundamente al internacional alemán, algo irregular a nivel de clubes pero todo  un asesino a sangre fría dentro del área rival cuando se enfunda la elástica de la Mannschaft. Un gran delantero que además ostenta el honor de compartir el pichichi histórico de la selección germana con 68 goles junto con el anteriormente mencionado Müller.

Y, a pesar de este impresionante currículum, deseo profundamente que el ariete de la Lazio no consiga tanto alguno durante la disputa del Mundial. Este tipo de efemérides deben estar reservadas para los más grandes de este deporte y, siendo realistas, Klose no está entre estos.

Los románticos del balompié queremos y necesitamos que esta plusmarca le siga perteneciendo a Ronaldo, el de verdad, el original, el genuino. El dos veces nombrado Balón de Oro, en 1997 y 2002 con un calvario entre medias de dos de años lesiones que a cualquier otro le hubiesen retirado. El de aquel antológico gol en la ciudad del Apóstol Santiago. El de ese estrafalario peinado imitado por niños y no tan niños de medio mundo. Uno de los tres mejores jugadores, junto a Pelé y Maradona, de la historia de los Mundiales.

El más grande delantero centro de todos los tiempos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s